martes, 5 de enero de 2016

San Silvestre Chipionera´15 : Va por tí


Inesperada y especial prueba que se tornó en un homenaje improvisado(que hubiera deseado que no hubiera sido así)

Mi "competición" empezó desde por la mañana, muy temprano en torno a las 08.30 hrs. Tras, como cada mañana, acercarme a darte los buenos días, comprobé que te habías ido, que querías descansar en paz...tras casi 16 años entre nosotros, te fuiste tranquilito, de manera discreta, sin sufrir...pero, que duro se hizo, se hace y se hará, tu ausencia, el no verte en el día a día, no acariciarte, no sacarte a pasear...tantos y tantos momentos que se me hace un nudo en la garganta pensar en tí y no verte más

De camino a Chipiona con Javi y Levi
Para esta carrera, fui acompañado por dos grandes, uno al que conocí hace poco tiempo y prácticamente de casualidad pero es de esas personas que tienen que estar en tu vida un buen tío, un buen amigo, gracias Javi.
¿Y qué decir del gran Levi? Este es un hermano, una persona 10, un hermano y con esto creo que ya está todo dicho de él...anda que no nos quedan carreras y buenos momentos por vivir chavales


Se barruntaba una carrera rápida(no esperaba que tanto) en lo que los más de 200 corredores participantes, buscábamos competir dando lo máximo de nosotros. Eran un total de 6 kms(metro arriba, metro abajo)

Recorriendo las calles de Chipiona

Tenía previsto un ritmo entre 3.25/3.35. Sé que son ritmos rápidos, fuertes pero la rabia que tenía y mi auto-exigencia, me invitaban a darlo todo más que nunca. Admito que en algún momento de la carrera, lágrimas recorrieron mi cara cuando mis fuerzas parecía flaquear, sacaba la garra, la casta y, sobre todo, ese "hijito perruno" me empujaba con sus pequeñas manitas para que siguiera peleando, para que no cejara en mi empeño de superarme.


A pocos metros del final(150-200 mts) sentía que mis piernas no iban, tenía flato, el pecho no me dejaba respirar bien...todo invitaba a que iba a ser adelantado por algunos corredores que llevaba bastante cerca...pero, al ver que se me emparejaba un atleta a mi altura, apreté los dientes, tiré de brazos, de piernas, de casta y sprinté como hace tiempo no hacía. La rabia y las ganas de que estuvieras orgulloso de mí, de dedicarte mis mejoras, hicieron que me pusiera a un ritmo sub 3´el km.

Mi clasificación fue el 24/237 de la general y 5º de mi categoría...cada vez estoy más cerca del podium en mi categoría hay que seguir trabajando más y más fuerte, sin parar, con humildad y sin confianzas.

Querido, como ya te dije, NUNCA me voy a olvidar de tí que lo sepas. Esto es sólo un pequeño homenaje, una pequeña muestra de cariño para todo lo que te mereces. Sabes de sobra que siempre estarás en mí, que algún día nos volveremos a ver, podremos pasear juntos de nuevo. Recordarte me arranca una sonrisa pero, a la vez pensar que no estás, no sentirte, me entristece mucho. Cocky, va por tí pisha, un billón de besos desde tu casa.

PD: Como colofón, subo fotos de este ser tan especial... Se lo merece todo










#TULIMITESTAENQUENOHAYLIMITE