lunes, 9 de noviembre de 2015

Cross Pinar de La Plata: Decepción y Satisfacción

El pasado Sábado 07/11, participé en el Cross Pinar de La Plata en la localidad gaditana de Arcos de la Frontera.
Llegaba al lugar tras una semana bastante buena de entrenamientos y con las mejores sensaciones posibles. Hacía bastante viento, al igual que en Cádiz, lo cual era un factor a tener muy en cuenta para el devenir de la carrera. El Pinar era bastante bonito, una zona bastante amplia y frondosa, un lugar ideal para la práctica de deporte y estar en contacto con la naturaleza.

Tras el calentamiento y hacer un par de kms como entrenamiento running a ritmo muy suave, me voy para la línea de salida y esperar que vayan pasando los pocos minutos que quedan para empezar, lo más rápido posible.



Iniciando la competición

Salida un poco trompicada debido a la estrechez del carril, mirando al suelo para no caer e ir buscando mejores posiciones con el fin de establecer un buen ritmo.Pese a todo, se nos pasa bastante rápido el 1 kilómetro y marco un tiempo de 3.40 que, para ser un cross, pienso que no está pero que nada mal.
Tras ese primer kilómetro completado, veo que la distancia con la cabeza de carrera, es algo excesiva tan pronto...decido mantener la cabeza fría y seguir remontando posiciones.




Primer paso por meta


Con un ritmo bastante vivo y adelantando unidades, me planto en el km 4 con un tiempo de 14.49. El viento y el hecho de que no es lo mismo correr un cross que correr por asfalto, no me estaban haciendo excesivamente sufrir, me siento fuerte y, pese a que, ya cada uno hace su carrera y no se ven grupos por delante mía, yo a lo mío y que sea lo que Dios quiera.





Si algo tiene el deporte en general y el atletismo popular en particular, es que tu suerte puede cambiar en cuestión de segundos...así fue. El viento que nos azotó durante la mitad de la carrera,que ya era de una velocidad bastante considerable, aumentó y de que manera, haciéndome marcar los kms 4,5 y 6 a 3.54, 3.52 y 4.01 respectivamente. A partir del km 6, el viento lo tenemos de espalda y habiéndome pasado dos atletas en ese tramo de la carrera, me digo a mí mismo que, aunque reviente, tengo que cambiar de ritmo y dar la máxima guerra posible.

A punto de llegar a meta y dar caza al atleta que me precedía

Como el Ave Fenix, resurjo de mis cenizas en forma de marcar de nuevo ritmos fuertes y acordes. Me vengo arriba pese a que el atleta que me precede, se me escapa y ose me va pero voy fuerte mental y físicamente, confío en mis fuerzas sé que lo pasaré.
Pego un primer arreón a unos 500 mts de la meta y veo que no es suficiente...voy al límite pero sé que aún me queda un cambio, que puedo aún un poco más.




A unos 200/300 mts de meta, y en pleno esfuerzo, me decido a dar lo que me queda, el todo por el todo llegando pegado a mi predecesor a falta de pocos metros de la meta, lo paso y me quedo a nada de dar caza a otro rival pero no pudo ser. Entregamos el chip para obtener nuestro resultado y al ver el papel,vi que quedé 8 de mi categoría , 19 de la general con un tiempo de 30 minutos justos en los 8 kms de la carrera...

Tenía decepción y satisfacción a la vez. Decepción porque con la carrera que había llevado, por cómo acabé, luché, lo frío mentalmente que estuve, pienso, que merecí más. Satisfacción porque lo dí todo, me ví fuerte y, pese a que puedo y sé que mejoraré más si sigo en esta línea, para mi fue una muy buena carrera.

Tras más de 24 horas de la finalización de la prueba y más tranquilo, tengo más ganas aun de seguir peleando, motivado porque sé que estoy en el buen camino y que esto solo ha de ser el principio para lo que tiene que venir.

Ya estoy maquinando nuevos retos, nuevos desafíos. Os iré informando

PD: Os dejo mi primer trabajo audiovisual de una competión. Prometo seguir mejorando pero para ser el primero, estoy más que satisfecho. Espero os guste, ya me diréis ;)








#TULIMITESTAENQUENOHAYLIMITE